coche8

Noticias - Club SegurClassic

En este apartado podrá ver todas las noticias relacionadas con Club Segurclassic; nuevos colaboradores,
actualidad, promociones... Para que pueda conocer de primera mano todos nuestros movimientos.

10 pistas para comprar un clásico.

Alguien te ha ofrecido un coche clásico, buscas iniciarte en este noble y a la vez adictivo mundo del motor clásico, amas lo coches y deseas tener una pequeña joya en tu garaje, quieres tener un coche con el que cuando pases con él, todo el mundo se gire o simplemente te apetece tener un fragmento de la historia en tu poder. Se lo que sea, si estás pensando en adquirir un coche clásico y no eres un experto, hay ciertas recomendaciones que queremos darte para que esa ganga loca, no se convierta en una gran pérdida de dinero.

Sabemos que la mayoría de vosotros queréis vuestro clásico para poder pasar una agradable tarde de domingo con el sonido incansable de vuestros motores, pero aunque no sea una preocupación para mucho de vosotros es importante saber elegir bien el coche que adquirimos, para no tener que lamentar luego que nuestra inversión se convierta en decepción.

Así que aquí os proponemos 10 pistas para elegir bien vuestro nuevo clásico, si tenéis un ojo experto  no os harán falta, pero para los muchos que empiezan o para los que como yo compramos todo el humo que nos dan, es una guía que tener siempre presente.

 

1. Tiene Oxido? huyeeeeee!!!

Si ves algo de color marrón,  huye, huye, y no mires atrás, sí, es cierto que se pueden cambiar las piezas o paneles que estén oxidados pero mi recomendación es que consideres un coche con óxido como un coche oxidado, puede que una burbuja o dos en un panel no parezcan gran cosa, pero con el paso del tiempo se convertirán en una auténtica fábrica de problemas.

 

2. Bajo kilometraje es igual a más dinero.

No es algo en lo que me preocupe cuando compro un coche, de echo he comprado alguno sin preocuparme lo más mínimo por ello, pero no está demás echarle un ojo, es claro y estadísticamente más probable que un coche que ha sido conducido hasta la muerte tenga más posibilidades de causarte problemas que uno con menor uso, ¿estoy recomendando el no comprar altos kilometrajes? No, para nada, pero si tenerlo en cuenta a la hora de negociar el precio, ya que lo lógico es pagar más con un menor kilometraje.

 

3. Haz los deberes.

Seguro que algún amigo mecánico tendrás que te pueda echar una mano y sino vivimos en la era de la información, es decir con una búsqueda en google el más pintado puede parecer un experto en física molecular, parécelo tu pues, infórmate sobre el vehículo en cuestión, consulta en foros especializados…

 

 

4. En los botes pequeños…

Algunos modelos se fabrican en unas cantidades mucho menores que otros,  así que como cualquier otra cosa, a menor cantidad de fabricación mayor es su valor, además no todos los coches se fabricaron igual, de echo era muy habitual por ejemplo en la década de los 60 y los 70 en Estados Unidos que los compradores personalizaran sus coches. Con lo cual de repente puedes encontrarte con un Mustang que es uno de uno,  el precio de un choche así siempre será superior al de uno que es 1 de 5.000, pero en este caso valdrá la pena la inversión.

 

5. La fumata es buena solo en el Vaticano.

El estado del motor es algo fundamental, hay que comprobarlo arrancándolo, una de las primeras indicaciones que algo no va bien es el humo, que sea liviano es una buena señal , ahora, si es muy blanco, muy negro o incluso azul, señal de problemas. A parte del color también hay que darle un poco al olfato, y acercar la nariz a las zonas cerradas del vehículo para que no haya olores raros o el peor de todos los olores para el interior de tu coche, el de gasolina.

 

6. El color importa.

 Puede parecer  algo fútil, pero los auténticos compradores de coches se fijan y mucho en el color de los mismos, colores que nunca existieron en ese modelo pueden hacer devaluar su precio, mientras que combinaciones concretas de color pueden dar más valor a ese coche.

 

7. Los 80 molan!

Ahora mismo los coches de los 80 son bastante asequibles, pero no despiertan gran pasión, porque, en el fondo, aún no tienen la suficiente historia, pero de aquí a 10 años, estos vehículos comenzarán a estar realmente buscados, lo que los convierten en una gran inversión.

 

8. Sin golpes, por favor.

Unos golpecitos no son nada, una abolladura en el chasis tiene fácil solución, ahora cuando hablamos de estructura, la cosa cambia, es fundamental fijarse que no haya sufrido golpes estructurales: patas de gallo, enmasillado de juntas, etc. etc.

 

9. La belleza interior.

Es sabido por todos que lo que importa realmente es la belleza interior, y en un coche clásico no va a ser menos, el estado de la tapicería y de las partes más visibles son fáciles de identificar, pero levantar un poco el forro del suelo, sobretodo del maletero, puede ayudarnos a dar con posibles agujeros escondidos, rajas sospechosas, etc.. Además un buen estado de conservación de los interiores también nos da una pista del aprecio que tenía el anterior propietario por el coche, a mayor a precio por él seguro que mejor es el estado real del vehículo.

 

10. Si no te mueres por él, no lo compres.

He estado en algunas subastas y he visto pagar fortunas por coches que se lo merecían, otros que se lo merecían regular, y otros que no se lo merecían, pero he visto después la cara ilusionada del comprador (ojo grandes expertos todos ellos que sabían que se hacían), también he acompañado a algunos amigos a comprar coches y al final de todo, lo que más importado al final para realizar la compra, ha sido siempre las ganas de tener “ese coche”, el amor, al final como en la vida misma todo se reduce al amor.



Así pues todo lo dicho realmente tiene una importancia relativa, es decir si no te apasiona realmente, no vale la pena, pero si te apasiona, le pase lo que le pase tu cuidaras bien de él.

compartir
 

Segurclassic